¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Barcelona incentivara para que las azoteas tengan usos comunitarios y ambientales

por / martes, 23 septiembre 2014 / Publicado enNoticias

Las subvenciones cubrirán hasta el 50% del coste de las obras, con un límite de hasta 60.000 euros. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha anunciado este martes que el consistorio pondrá en marcha un plan de ayudas para que las azoteas de la ciudad tengan usos energéticos, medioambientales y comunitarios.

En rueda de prensa junto al tercer teniente de alcalde y responsable de Hábitat Urbano, Antoni Vives, y el concejal de Medio Ambiente, Joan Puigdollers, ha recordado que la mayoría de terrados de la ciudad tenían un uso comunitario hasta mediados del siglo XX.

Hasta entonces, los vecinos podían acceder a ellos y era corriente tomar el sol o el fresco, hacer verbenas, tender la ropa y acoger palomares, y ahora, el consistorio quiere que las azoteas vuelvan a tener un uso comunitario, pero adaptados a las necesidades del siglo XXI.

Según Trias, son un buen lugar para acoger sistemas generadores de energía limpiahuertos urbanos y zonas verdes, para de esta forma contribuir a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

“No es lógico que en una ciudad mediterránea” la gran mayoría de azoteas estén cerradas y no tengan ningún uso, ha explicado el alcalde, mientras que Vives ha explicado que si todos los terrados se recuperasen, se lograría una superficie útil equivalente a dos veces el distrito del Eixample.

Según los cálculos del consistorio, el 67% de azoteas de Barcelona podrían acoger instalaciones de aprovechamiento de energía y agua, pequeñas zonas verdes y huertos urbanos y tener un uso comunitario.

Para que sea una realidad, Trias ha anunciado que se pondrá en marcha una línea de ayudas económicas dirigidas a las comunidades de propietarios, a quienes se facilitará información detallada en las oficinas municipales.

La normativa actual establece que las decisiones en una comunidad de propietarios deben tomarse por unanimidad: de acuerdo con el Colegio de Agentes de la Propiedad, se está impulsando en el Parlament una reforma del Código Civil para que sea necesario mayoría simple y no el acuerdo de todos los vecinos.

El primer caso, en Vallbona

Los edificios municipales de nueva planta –ya sean para oficinas y bloques de pisos protegidos– contarán con azoteas comunitarias, y así se está haciendo en la nueva biblioteca municipal en el barrio de Vallbona, que contará con una cubierta verde con césped.

El consistorio también quiere que sigan este ejemplo otras construcciones emblemáticas, como el Edifici Fòrum: se trata de una obra de planta triangular que cuando se inauguró, tenía en la cubierta una capa de agua.

Las subvenciones cubrirán hasta el 50% del coste de las obras, con un límite de hasta 60.000 euros, y Puigdollers ha dicho que el consistorio es consciente de que se trata de una estrategia “a largo plazo” y que se irá implantando progresivamente

Deja un comentario

SUBIR